La identificación biométrica en los pagos ya está aquí

A través del escaneo de huella dactilar o el reconocimiento facial es un paso más dentro de la estrategia de inversión e innovación vinculada al impulso de las soluciones de pagos para los consumidores y las empresas. La identificación biométrica refuerza por tanto la experiencia del usuario y aumenta la confianza y seguridad.

Mastercard se coloca a la cabeza de esta tecnología, tras el movimiento iniciado el pasado verano que le llevó a la compra estratégica de la firma de pagos británica VocaLink por unos 835 millones de euros.

El éxito cosechado de los proyectos piloto llevados a cabo en Países Bajos, Estados Unidos y Canadá ha reforzado a puesta estratégica de la firma especializada en pagos. De este modo comenzará a utilizar la biometría -el escaneo de huella dactilar o el reconocimiento facial- como método de verificación del titular de una tarjeta.

Esta tecnología llegará a España a lo largo de 2017. “Estamos centrando nuestros esfuerzos en simplificar al máximo la experiencia de pago online, sin comprometer la seguridad del proceso”, han explicado desde la firma, que también intentará implantar este sistema en otros once países. Dinamarca, Alemania, Finlandia, Austria o Bélgica son algunos de ellos.

Este lanzamiento tiene lugar tras estudios y proyectos piloto en los que se concluyó que los consumidores europeos prefieren los pagos biométricos a los actuales sistemas basados en contraseñas.

Olvidémonos de pins y contraseñas, la identificación biométrica en los pagos ya está aquí.