Suecia ve nacer la primera autopista eléctrica del mundo

eHighway, la primera autopista eléctrica del mundo acaba de nacer en Suecia, y sólo es el comienzo de un plan a medio plazo que tiene como objetivo redefinir el transporte por carretera. Suecia se ha comprometido a tener un sector de transporte independiente de combustibles fósiles para el año 2030 y para conseguir este objetivo han inaugurado la primera autopista eléctrica como un proyecto piloto para recoger información y plantear soluciones.

Esta es la carta de presentación de la primera eHighway del mundo. Durante los próximos dos años, la catenaria para camiones de Siemens se probará en un pequeño tramo de la autopista al norte de Estocolmo. La multinacional sueca Siemens, trabaja en colaboración con Scania que prestará dos vehículos híbridos diesel que circularán en pruebas por este tramo electrificado.

“La eHighway de Siemens es dos veces más eficientes que los motores de combustión interna convencionales. La innovación de Siemens suministra camiones con la energía de una línea aérea de contacto. Esto significa que no sólo el consumo de energía se reduce a la mitad, sino que también se disminuye la contaminación del aire local”, señala Roland Edel, Ingeniero Jefe de la División de Mobility de Siemens.

¿Qué es una autopista eléctrica?

Una autopista eléctrica se caracteriza por ofrecer a los vehículos un suministro de energía constante que les sirva para impulsarse o para recargar las baterías.

El funcionamiento se basa en la recepción de energía por parte del camión que llega de un colector de energía pontófrafo montado detrás de la cabina del camión. Un pantógrafo inteligente combinado con un sistema de propulsión híbrido. Un sistema de sensores permite al pantógrafo conectarse y desconectarse de la línea aérea a velocidades de hasta 90 km por hora. Estos pantógrafos a su vez están conectados a líneas eléctricas aéreas que están por encima del carril de la derecha de la carretera. Cuando el camión se sale del carril eléctrico, el pantógrafo se desconecta y el camión funciona con su motor de combustión o su motor eléctrico con batería operada. Este mismo principio se aplica cuando el conductor quiere adelantar a otro vehículo.

Además, la tecnología eHighway cuenta con una configuración abierta. Como resultado, las soluciones de batería o de gas natural pueden ser implementadas como una alternativa al sistema de accionamiento híbrido diesel utilizado en Suecia.

El responsable de investigación y desarrollo de Sacania, Claes Erixon destaca el compromiso de la compañía con el hito que supone para el futuro un transporte libre de combustibles fósiles.

La oportunidad para “descarbonizar” el transporte de mercancías

La tecnología desarrollada por Siemens reducirá el consumo de energía a la mitad y disminuirá la contaminación del aire local. Y es que el transporte representa más de un tercio de las emisiones de CO2 de Suecia, y casi la mitad de estas proceden de transporte de mercancías. La primera autopista eléctrica del mundo ha sido inaugurada en Suecia bajo un programa de pruebas que durará dos años y que servirá para analizar el impacto y la posible aplicación masiva de este tipo de carretera.

Nuevos proyectos eHighway a la vuelta de la esquina

Desvincular a los camiones de su dependencia con los derivados del petróleo es una necesidad, y la eHighway es el primer paso que el mundo está dando en este sentido. En 2017 Siemens va a otro proyecto experimental eHighway en California. En esta ocasión el proyecto se lleva a cabo en colaboración con el fabricante de vehículos Volvo. Una segunda autopista eléctrica entre Los Ángeles y Long Beach (California), en representación del Distrito de Administración de la Calidad del Aire de la Costa Sur (SCAQMD).