Hugh Herr, el hombre sin piernas que inventó las prótesis biónicas del futuro

Hugh Herr, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2016. El investigador del Instituto Tecnológico de Massachussetts recibe el galardón por el desarrollo de prótesis para personas amputadas.

Hugh HerrHugh Herr, CEO de BIOM era un joven aficionado a la escalada, cuando sufrió una congelación en la parte inferior de las piernas. Tras varios meses de trabajo de su equipo médico, no lograron salvarle sus piernas y se las amputaron por debajo de las rodillas.

Le pusieron unas prótesis, pero no le parecían lo suficientemente buenas. Y como él cuenta: “Decidí dedicar mi vida a mejorar el diseño de las prótesis para las extremidades”, señala este biofísico, que ha desarrollado las primeras piernas biónicas que imitan perfectamente el movimiento humano.

Define su misión como “acabar con la discapacidad por medio de la innovación tecnológica”, y señala que en el futuro no será necesario quitarse las prótesis porque tendrán “una conexión íntima” con el cuerpo.

Herr descubre cómo sus prótesis se adaptan a todo tipo de movimientos y terrenos gracias a sus sensores y ordenadores internos, se plantea su siguiente objetivo en el desarrollo de sus inventos y hace predicciones para el futuro de los miembros artificiales.

Este galardón, que el año pasado recayó en las bioquímicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna por sus trabajos en la edición del genoma y al que este año optaban 34 candidaturas, está dotado con 50.000 euros, una reproducción de una escultura de Joan Miró, un diploma y una insignia que tradicionalmente entrega el rey Felipe en octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo.