Tesla revoluciona el mercado de los coches eléctricos

Es un coche eléctrico de masas. Al menos así lo denomina su creador, el físico Elon Musk. Y es que, con más de 325.000 pedidos registrados de momento, el Tesla Model 3, se ha convertido en uno de los coches eléctricos más deseados, alcanzando la cantidad de  10.000 millones de dólares desde que presentó el producto a primeros de abril. Tal ha sido el auge del Tesla Model 3 que ha superado incluso las expectativas de la compañía, que se ha visto obligada a aumentar los planes de producción para cubrir la gran demanda de unidades.

Así, el nuevo modelo de Tesla Motors marca un cambio en la industria automovilística demostrando que el sector sostenible no se limita únicamente a los sectores pudientes de la sociedad.

Hasta ahora la compañía había producido coches de lujo exclusivamente por lo que la salida del Tesla Model 3 supone un nuevo reto que la compañía llevaba persiguiendo desde hace años, llevar sus productos a todo el mundo. Según declaró Elon Musk diez años atrás: “Como sabéis, el primer producto de Tesla Motors es un automóvil eléctrico deportivo de alto rendimiento denominado Tesla Roadster. Sin embargo, algunos lectores tal vez no son conscientes de que nuestro plan a largo plazo es ofrecer una amplia gama de modelos, incluyendo coches familiares a precios asequibles”

Por eso, al momento de anunciarse el Tesla Model 3, antes incluso de presentar sus características, más de 130.000 reservas habían sido realizadas. De esta forma, Tesla Motors planea enfrentarse a los grandes gigantes de la industria como el Audi A4, el BMW serie 3 o el Mercedes Benz serie C a los que supera en prestaciones. Sin embargo, el gran reto del Tesla Model 3 será el próximo Chevrolet Bolt de la General Motors.

El Tesla Model 3, comenzará a producirse en 2017 y llegará a Europa en 2018. Sin embargo, llevar un modelo tan deseado al mercado no solo precisa de un precio asequible, 35.000 dólares, sino de una producción rápida, eficiente y en grandes cantidades. Elon Musk prevé un volumen de producción de aproximadamente 500.000 unidades al año gracias a la macro-fábrica que la empresa ha construido en el desierto de Nevada.

A pesar de la espera, los clientes verán su tiempo recompensado en las grandes prestaciones de este coche de 350 kilómetros de autonomía con una sola carga, con lo que los expertos esperan que el público pierda el miedo a “la tiranía del enchufe”, y una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 6 segundos, que no dejará a nadie indiferente.

Para suplir estas especificaciones, todos los modelos 3, dispondrán de la capacidad de usar la red de carga super rápida de Tesla, que la compañía espera amplia a 15.000 puestos para el tiempo en que el coche comience a producirse en 2017, que, colocados en sitios estratégicos,  intentarán minimizar las paras de los clientes en viajes de largas distancias.

Además, la compañía asegura que Model 3 está diseñado para alcanzar las más altas calificaciones de seguridad sin perder por ello comodidad y funcionalidad. Aunque las medidas del coche o la potencia del mismo aún no han sido reveladas, se sabe que podrán viajar de forma cómoda 5 adultos  y que cuenta con dos maleteros, uno delantero y otro trasero así como un techo panorámico de cristal para, según Musk, aumentar el espacio entre las cabezas de los ocupantes y aportar una sensación de mayor volumen. Otra de las grandes innovaciones es la incorporación de una serie de sistemas de conducción automática.

El Tesla Model 3 es un producto de gran calidad a un precio muy competitivo y que sin duda, dará mucho que hablar en un futuro próximo.