Nueva aplicación para ayudar a mejorar la calidad de vida y la rehabilitación de pacientes con Alzheimer

Un equipo de investigadores del campus de Alcoy de la Universitat Politècnica de València (UPV), el Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy y la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO), se encuentra trabajando actualmente en una nueva aplicación informática cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de pacientes con Alzheimer y otros tipos de enfermedades neurodegenerativas.

La herramienta, que está en una primera fase de desarrollo y durante el pasado mes de diciembre fue sometida a las primeras pruebas de evaluación, recreará de manera virtual el día a día del paciente, proponiéndole ejercicios en formato de videojuego con diferentes grados de dificultad sobre sus actividades diarias: hacer la compra, tareas domésticas, así como varias vinculadas a la alimentación, el autocuidado, etc.

Incorporará imágenes, sonidos, animaciones y gráficos 3D interactivos vinculados al paciente y su entorno

Manuel Llorca, profesor del Departamento de Informática de Sistemas y Computadores del campus de Alcoy (DISCA-UPV), explica que “la aplicación incorporará imágenes, sonidos, animaciones y gráficos 3D interactivos vinculados al día a día del paciente y su entorno, como por ejemplo fotos de familiares o de su casa. Nuestro objetivo es ayudar a su rehabilitación funcional de una forma sencilla y entretenida, con las nuevas tecnologías como aliadas”.

Desde la app, además, se podrá registrar cada vez que el paciente utilice el dispositivo, lo que posibilitará llevar a cabo un exhaustivo seguimiento y control de su evolución durante la rehabilitación. Junto al profesor Llorca, completan el equipo de la UPV el profesor Jordi Linares, Jorge Orta, responsable de la programación, y Luisa Bravo, encargada del diseño.

Caminar, peinarse, vestirse o guardar una camisa para ejercitar indirectamente destrezas como el cálculo, el lenguaje y la memoria

En la parte médica, el proyecto está liderado por los doctores José Manuel Moltó, neurólogo del Hospital Virgen de los Lirios e investigador de FISABIO, y el geriatra Jorge Santonja.

“Es importante”, destaca el Dr. Moltó, “que nuestros pacientes trabajen funciones sencillas como caminar, peinarse, vestirse o guardar una camisa en el armario. A través de estas actividades funcionales, los pacientes ejercitarán indirectamente destrezas como el cálculo, el lenguaje y la memoria”.

150 personas no diagnosticadas realizaron el test de evaluación

En la primera fase, los investigadores del campus de Alcoy se han centrado en el diseño de los ejercicios interactivos sobre las actividades domésticas (vestirse, comer, ducharse, leer o ver la televisión) relacionándolas con aspectos como la estación del año, la temperatura, el horario y demás, con fines memorísticos.

Según explica el profesor Llorca, para hacer estos ejercicios interactivos, es necesario poder trabajar con la tablet usos como el click, el doble click, arrastrar y soltar, multitouch, seguir una secuencia, o utilizar los sensores de la tablet, tal y como hicieron alrededor de 150 personas mayores no diagnosticadas durante las pruebas de evaluación del proyecto, que consistieron en la realización de un pequeño test basado en la comprobación de estas capacidades.

“Las pruebas”, señala Llorca, “se realizaron a mayores no diagnosticados para valorar su disposición a utilizar de manera natural los dispositivos móviles y llevar las tareas que pueden generarse a través de una tablet de forma independiente. De este modo, se observa si la aplicación puede utilizarse bien por los pacientes de manera autónoma o con la ayuda de familiares o cuidadores”.

Numerosos colaboradores

En la organización de la prueba participaron, además de las tres instituciones directamente implicadas en el proyecto, la Concejalía de Políticas Sociales e Igualdad del Ayuntamiento de Alcoy, alumnos del grado en Educación Social de la Universitat de València, y alumnos y profesores del Ciclo Formativo de Atención a Personas en Situación de Dependencia y del Ciclo Formativo de Animador Sociocultural, ambas pertenecientes al Centro Integrado Público de Formación Profesional de Batoi, que cedió las tablets con las que se realizó el test.

La coordinación de las pruebas estuvo a cargo del grupo de trabajo del campus de Alcoy de la UPV especializado en Serious Games (juegos formativos), dirigido por el profesor Jordi Linares.

Fuente : UPV (Universidad Politécnica de Valencia)