¿Recargarán los neumáticos los coches eléctricos?

Toda la energía y el potencial de las ruedas de un coche, pueden ser orientadas hacia el hecho de que los neumáticos seán capaces de generar electricidad por si solos. Ya hay un prototipo listo. Todavía no hay desarrollo definitivo ni fecha de comercialización, pero las gomas bautizadas BH-03 (diseñadas por Goodyear) son capaces de transformar el calor y las vibraciones en fuente directa para las baterías de los motores eléctricos y para otros elementos del vehículo que lo necesiten.

El prototipo del fabricante de neumáticos necesita temperatura y movimiento para sacar partido de sus dos compuestos principales. Por un lado, el material termoeléctrico del que está hecho convierte en electricidad todo el calor generado por la rueda, ya sea en marcha (por la fricción constante) o en reposo (mediante una textura ultranegra que absorbe toda la luz solar que puede); por otro, el material piezoeléctrico transforma en energía eléctrica las vibraciones producidas por la deformación de la rueda en su intensa relación con el asfalto. Con esta alimentación constante, probablemente la autonomía de los motores más limpios y silenciosos deje de ser un problema.

Y los neumáticos del mañana solucionarán también otros inconvenientes, como se ve en el espectacular vídeo de Hankook que tienes aquí abajo. Gomas inteligentes que cambian de aspecto (y prestaciones) según las necesidades del momento, ruedas con cara b que actúan como impresionantes transformers del asfalto, la tierra y la nieve. Todavía falta para que lleguen, pero apetece mucho probarlas. Los modelos se llaman Boostrac, Hyblade y Alpike, y serán capaces de conducirnos a cualquier parte. De momento, ya nos han llevado a su terreno.