Investigadores de la UPM proponen un nuevo diseño del ladrillo para aislar mejor el ruido.

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) plantea mejorar la eficiencia acústica de las paredes construidas con ladrillos cerámicos modificando su geometría interna.De hecho, han confirmado que los hexágonos no regulares incrementan el recorrido y la amortiguación acústica.

El equipo ha determinado que la modificación de la forma de las celdas del ladrillo, sin modificar las dimensiones de los ladrillos convencionales, no supone un aumento de los costes de fabricación y venta y consigue mejorar la eficiencia de las paredes divisorias de las viviendas construidas con ladrillos cerámicos. Uno solo de estos nuevos ladrillos alcanza el efecto de un grosor equivalente a más de cuatro ladrillos convencionales.

“Nuestra investigación se basa en el principio físico de amortiguación acústica de los materiales que reivindica que la onda sonora disminuye exponencialmente su intensidad según el camino recorrido”, explica uno de los investigadores involucrados en el proyecto.

Fuente: Universidad Politécnica de Madrid (UPM)