Buscan nuevos recubrimientos ecológicos para barcos que permitan reducir costes

El Grupo de Acuicultura Marina y Biotecnología del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Universidad de Santiago de Compostela participa en el proyecto internacional ByeFouling que, con una financiación de la UE de 7,5 millones de euros, busca nuevos recubrimientos anti-incrustantes ecológicos para aplicar en barcos y otras estructuras sujetas a la colonización biológica.

Grupo_Acuicultura_e_BIotecnoloxxa_Marixax_coa_profesora_Ana_Otero_no_centro

Grupo de Acuicultura y Biotecnología Marina, con la profesora Ana Otero en el centro. Foto: USC

El fenómeno de la bio-incrustación es responsable de la pérdida anual de millones de euros ya que la adhesión biológica en el casco de los barcos ocasiona un incremento de hasta un 40% en el consumo de combustible, que conlleva además una mayor emisión de CO2. El objetivo del proyecto es desarrollar y producir a gran escala recubrimientos de baja toxicidad.

En el proyecto “ByeFouling (Materiales anti-incrustantes ecológicos de bajo coste)”, que acaba de dar comienzo, el equipo de la USC que lidera la profesora Ana Otero participa junto a otro 18 grupos de investigación y empresas de Noruega, Alemania, Bélgica, Suecia, Israel, Grecia, Portugal y Malta. Todos ellos explorarán la viabilidad de la producción industrial de nuevos recubrimientos basados en materiales inhibidores de la adsorción de proteínas, biocidas naturales y el uso de microorganismos con actividad anti-incrustante.

Experiencia contrastada

Concretamente, el grupo que dirige la profesora Otero contribuirá con su experiencia en sus dos principales líneas de investigación, la biotecnología de microalgas y la comunicación bacteriana. Por una parte, realizarán estudios de presencia de biocidas en la biomasa de microalgas marinas y, por otra, buscarán nuevos compuestos inhibidores de la comunicación que bloqueen la formación de las biopelículas bacterianas y que constituyen la primera fase del proceso de bioincrustación.

Los compuestos y encimas identificados en este estudio podrán tener además aplicación en otros campos en los que esté involucrada la formación de biopelículas bacterianas, como el deterioro de monumentos y la formación de placa dental.

Fuente: Universidad de Santiago de Compostela

Más información sobre el proyecto: AquaBioTech Group