Investigadoras han desarrollado productos alternativos a los yogures convencionales a partir de cereales y frutos secos (vídeo)

Investigadoras de la Universitat Politècnica de València han obtenido nuevos productos fermentados con bacterias probióticas a partir de licuados de cereales y frutos secos (leches vegetales).

Se trata de una nueva alternativa a los yogures tradicionales, y es fruto del trabajo de un equipo de investigadoras del Instituto de Ingeniería de Alimentos para el Desarrollo de la Universitat Politècnica de València. Estos yogures son ideales para los intolerantes a la lactosa o al gluten. También para los alérgicos a la leche de vaca, niños y mujeres embarazadas.

La clave reside en la utilización de las llamadas leches vegetales y de bacterias probióticas. Una combinación con grandes beneficios para los consumidores.

leches vegetales

Para la obtención del producto, el primer paso consiste en el licuado de los cereales y frutos utilizados como materias primas. Hasta ahora, las investigadoras han trabajado con almendra, avena y avellana y próximamente evaluarán el uso de nueces y castañas.

El trabajo desarrollado por las investigadoras aumenta el conocimiento sobre las propiedades nutricionales y saludables de las leches y fermentados vegetales, en vistas a futuras aplicaciones industriales para poder desarrollar productos innovadores.

En el proyecto han colaborado también el Grupo de ecofisiología, nutrición y salud del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC y el University College de Dublin (Irlanda).