Desarrollan una aplicación móvil para evaluar la intensidad del dolor

painometerCon el nombre de Painometer, la aplicación móvil integra cuatro escalas para evaluar la intensidad del dolor. Se trata de una aplicación web para móviles y tabletas que, una vez descargada, no necesita acceso a internet. Además, también se puede descargar gratuitamente desde la tienda Google Play en Android.

Las escalas incluidas en esta aplicación -escala de rostros de dolor revisada (FPS-R), escala numérica (EN), escala visual analógica (EVA) y escala analógica de color (CAS)- han sido contrastadas empíricamente. Se conocen las características (propiedades psicométricas) y “sabemos que son válidas, confiables y sensibles al cambio”, explica Jordi Miró, coordinador del grupo de investigación ALGOS de la Universitat Rovira i Virgili, que es quien ha desarrollado el proyecto.

Su funcionamiento es muy sencillo. Los usuarios deben acceder a la aplicación y, utilizando una de las cuatro escalas, deben informar sobre la intensidad del dolor. Según la escala que utilicen deben dar valoraciones numéricas entre el 0 y el 10, por ejemplo, o bien identificar la intensidad del dolor con un dibujo de caras que se asimilan a su estado. La aplicación ha superado diferentes pruebas de usabilidad, tanto con los pacientes como con especialistas sanitarios, que han permitido mejorar las primeras versiones. Las cuatro escalas que incluye la aplicación son las más utilizadas para evaluar la intensidad del dolor y se pueden utilizar, según las circunstancias, tanto con población infantil y juvenil como con adultos o ancianos. La aplicación incluye las instrucciones a seguir para administrar de forma correcta las escaleras.

La aplicación se dirige tanto al paciente que tiene dolor como al clínico, el cual puede hacer el seguimiento y modificar, si es necesario, el tratamiento. Pero sobre todo tiene interés para los profesionales, para las farmacéuticas o los hospitales, que podrán generar bases de datos, “y también para los investigadores y laboratorios que realizan ensayos y que necesitan herramientas contrastadas y fiables para evaluar el impacto del dolor”, explica Miró. Además, con la entrada de datos, los pacientes pueden hacer una valoración real de la evolución de su estado: “Tienen tendencia a pensar que van a peor y con los datos enfrente se dan cuenta de que a veces es una percepción no real”, apunta el investigador.

En la tercera versión de Painometer, que se espera que salga el próximo año, se potenciará que la información se pueda utilizar y compartir entre el paciente y el clínico o el investigador: “Los clínicos pueden utilizar la información para hacer el seguimiento del paciente o para desarrollar proyectos de investigación”. Por ahora, el paciente ha de enviar los datos que va actualizando al profesional de la salud que lo atiende por correo electrónico. En esta nueva versión, además de compatir la información en la red, se permitirá introducir otros parámetros relevantes, tales como la localización del dolor (que pueda señalar los lugares del cuerpo donde le duele), ya que los estudios muestran que la extensión del dolor es una variable significativa para entender los efectos que tiene en la calidad de vida de los pacientes. También se prevé que se pueda registrar cuándo y dónde se han introducido los datos, porque es importante para los clínicos poder conocer la periodicidad en que se han actualizado.

Miró señala que “no se encuentra en el mercado” otra aplicación con estas características, que está disponible en español, catalán, inglés, francés y portugués, “un atractivo para los investigadores que deseen realizar estudios en diferentes entornos”. Además, pese a que se trata de una aplicación con un uso bastante intuitivo, hay disponible un manual de instrucciones para facilitar su utilización.

El proyecto, desarrollado por el grupo ALGOS de la URV, forma parte de un programa más amplio de tratamiento del dolor crónico con telefonía móvil inteligente, en el que el objetivo final es contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con esta patología. El proyecto está financiado por recursos provenientes de convocatorias competitivas del MICINN/MINECO, aunque también están implicados recursos de proyectos financiados por la AGAUR, la Fundación de La Marató de TV3, Recercaixa y el programa de fomento de la investigación de la URV, a través de los cuales se ha desarrollado la base científica. La aplicación se puede utilizar para tareas clínicas e investigación, así como también con fines educativos y formativas de manera abierta, siempre que no se utilice con fines económicos.

El año 2013, la aplicación Painometer ha sido galardonada con el premio mHealth del Mobile World Capital Barcelona.

 

Descarga de la aplicación: Google Play (Android)

Más información e instrucciones: Painometer

 

Fuente: Universitat Rovira i Virgili

Etiquetas: