Científicos suizos desarrollan una tecnología que multiplica por diez la velocidad de la fibra óptica

Los científicos Camille Brès y Luc Thévenaz, de la EPFL (École Polytechnique Fédérale de Lausanne), han mostrado cómo lograr un aumento sustancial en la capacidad de las fibras ópticas. Su solución es simple: reducir la cantidad de espacio necesario entre los pulsos de luz que transportan los datos. El avance podría multiplicar por diez el rendimiento de los sistemas de telecomunicaciones.

Nyquist_pulses

Fuente: nature.com

Esta tecnología se basa en un método que puede producir lo que se conoce como “pulsos de Nyquist” de manera casi perfecta. Estos pulsos tienen una forma más puntiaguda, lo que hace posible que se puedan acoplar como un puzle. La gran ventaja de este método es que se puede aprovechar la infraestructura existente (no es necesario alterar los cables de fibra óptica).

La idea de utilizar pulsos de luz como un puzle para mejorar la capacidad de la fibra óptica no es nueva, pero nadie hasta ahora había conseguido llevarla a cabo sin utilizar sofisticadas infraestructuras. Los científicos de la EPFL crearon un láser y un modulador con el que consiguieron unos pulsos de luz perfectos al 99%, un resultado nunca alcanzado mediante otras tecnologías.

Esta nueva forma de generar los pulsos podría despertar interés entre varias industrias que participan en el mercado de las telecomunicaciones. La tecnología está lista para ser utilizada, es relativamente barata y podría incluirse en un simple chip. “Hasta parece demasiado bueno para ser cierto”, reconoció el profesor Thévenaz.

Fuente: epfl.ch

Etiquetas: ,