Tecnología para prolongar la batería de los “smartphones”

“Implantes” de Silicona

La compañía japonesa Shin-Etsu ha desarrollado un material que podría incrementar hasta 10 veces la capacidad de las baterías de iones de litio que usan los teléfonos móviles. La empresa nipona, especializada en semiconductores, ha utilizado su tecnología para producir unas láminas de silicona que conservan la carga eléctrica dentro de las baterías, una alternativa a los materiales basados en carbono usados normalmente.

Shin-Etsu, que podría empezar a producir de manera masiva este producto en 3 ó 4 años, ya ha enviado sus prototipos a fabricantes de baterías dentro y fuera de Japón para estudiar aspectos como el coste y el desgaste con el tiempo de los materiales usados.

Los aceros amorfos, la apuesta española

Un grupo de investigadores de la UPC, junto con otros científicos alemanes y mexicanos, han estudiado los procesos de corrosión en aceros amorfos, que son similares a los aceros inoxidables pero sin estructura cristalina. Su elevada resistencia a la corrosión permitiría emplearlos para aumentar la duración de las baterías de Li-ion, que se utilizan en los ‘smart phone’.

iphone-homescreen

Un acero amorfo es un vidrio metálico donde el componente principal es el hierro. El material estudiado por los investigadores de la UPC incorpora, además, molibdeno (Mo), carbón (C), boro (B) y cromo (Cr); si fuera cristalino, sería un acero inoxidable. Según el investigador Daniel Crespo, “a temperatura ambiente este acero amorfo ‘muestra una excelente resistencia a la corrosión”.

El interés tecnológico de los vidrios metálicos radica en que, en algunos casos, tienen propiedades mecánicas o magnéticas superiores a las de los materiales metálicos cristalinos de composición similar. Los vidrios metálicos magnéticos son materiales magnéticos “blandos”, que oponen muy poca resistencia para invertir la orientación de su campo magnético, y por ello, al hacerlo, se calientan mucho menos que un material magnético cristalino. En un transformador de corriente el sentido del campo magnético en el núcleo se invierte con el misma frecuencia que lo hace la polaridad de la corriente alterna (50 veces por segundo). Así, los transformadores que utilizan núcleos de cristal metálico reducen hasta el 75% de las pérdidas producidas por calentamiento del núcleo.

Más información:  enlace

Más información: enlace

Fuentes: El Confidencial y Universidad Politécnica de Catañuña

 

Etiquetas: