Exoesqueletos biónicos para caminar

La Fundación Madri+d premia una idea empresarial surgida en el Centro de Automática y Robótica para comercializar estos dispositivos destinados a personas con parálisis en las piernas.

Las personas obligadas a moverse en una silla de ruedas sufren con frecuencia problemas fisiológicos y psicológicos que derivan de permanecer largo tiempo en la misma posición. ElCentro de Automática y Robótica, integrado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), acumula una dilatada experiencia en el desarrollo de robots caminantes. Ahora un equipo liderado por Elena García Armada pretende transferir esta tecnología al mercado para explotar comercialmente exoesqueletos biónicos que ayuden a andar a personas con parálisis en las piernas. El proyecto ha sido distinguido por la Fundación Madri+d con el Premio a la Mejor Idea Empresarial de Base Tecnológica.

Los exoesqueletos son dispositivos que se acoplan a las piernas y reproducen el funcionamiento del sistema locomotor humano. En el mundo existen más de 60 millones de personas que podrían beneficiarse de este avance tecnológico. “Sin embargo, hoy es un mercado muy pequeño debido a un precio excesivo para el cliente y unas bajas prestaciones”, explica García, quien ya trabaja en materializar el proyecto. “Recientemente hemos elaborado un plan de empresa, cuyo nombre es Marsi Bionics, que pretende hacer realidad esta idea de negocio. Estamos actualmente en la fase de búsqueda de socios y financiación”.Exoesqueleto_interior

Para la concesión del premio, el jurado de la Fundación Madri+d, dependiente de la Dirección General de Universidades e Investigación de la Comunidad de Madrid, ha tenido en cuenta el contenido científico-tecnológico de la idea, el potencial de desarrollo y la capacidad tecnológica e industrial, además de las competencias y el compromiso del equipo promotor y la capacidad para generar nuevos fondos. El galardón supone para García un reconocimiento a sus años de labor investigadora. “Y sería una satisfacción aún mayor poder ver transferido a la sociedad el fruto de este trabajo”, añade.

Fundado  en 2009, el CAR tiene como objetivo principal desarrollar una investigación fundamentalmente aplicada con el propósito de ofrecer unos resultados útiles a los ciudadanos. Sus actividades se centran en las áreas científico-tecnológicas de supervisión y control inteligentes, percepción artificial, robótica inteligente y robótica aplicada. La investigación se aborda con un planteamiento global y una aproximación multidisciplinar, de modo que contribuya tanto al avance del conocimiento como a la resolución de problemas concretos planteados desde distintos ámbitos de la industria.

Más información:
Proyecto de investigación del que surgió la idea empresarial.

Fuente: UPM