Nuevos autobuses europeos para un transporte público eficiente

Los responsables del proyecto Sistema de Autobuses Europeos del Futuro (EBSF), se han reunido recientemente en Bruselas para clausurar las nuevas iniciativas presentadas para mejorar la eficiencia del transporte público, en especial, los autobuses.

En dicho estudio también participa el Centro de Investigación del Transporte de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), así como 50 entidades públicas y privadas de 11 países europeos, financiándose gracias al 7º Programa Marco de la Unión Europea.

En un futuro cercano los autobuses serán sistemas e infraestructuras inteligentes que dispondrán de billetes sin contacto, acceso al estado de las rutas en tiempo real, posibilidad de llevar bicicletas, diseños interiores más amplios y mejores accesos para personas discapacitadas, mejorando ampliamente la calidad del servicio prestado.

Los nuevos autobuses fueron puestos a prueba en siete grandes ciudades como son Madrid (España), Bremerhaven (Alemania), Budapest (Hungría), Roma (Italia), Goteburgo (Suecia), Rouen y Brunoy (Francia).

Como la propia investigadora de la UPM, Rocío Cascajo explica, “los resultados obtenidos en la evaluación muestran que la mayoría de las actuaciones implementadas han resultado exitosas y valoradas muy positivamente por los viajeros, que han manifestado en las encuestas realizadas que la calidad del servicio había mejorado un 35% de media gracias a estas medidas”.

Los resultados hablan por sí mismos, siendo las medidas mejor valoradas las referentes a la calidad del servicio y el fácil acceso para personas con discapacidad.

Como era de esperar, el transporte utilizará combustibles limpios debido a la necesidad, cada vez mayor, de conseguir resultados eficientes en cuanto a consumos y emisiones.

Además, se estudia la posibilidad de implantar estos elementos a otros medios de transporte como el metro, haciendo del desplazamiento urbano público una vía más rápida, cómoda y eficaz con la que moverse.