Carretera inteligente en Holanda: mayor seguridad y eficiencia energética

Las empresas holandesas Studio Roosegaarde y Heijmans presentan un innovador proyecto en Holanda basado en la construcción de una carretera inteligente con múltiples funciones que mejorará la conducción y, sobre todo, respetará el medio-ambiente, promoviendo la utilización de coches eléctricos.

La carretera incorporará iluminación que únicamente se activará cuando circule un vehículo en sus proximidades, suponiendo un gran ahorro energético; ofrecerá una vía para la recarga de vehículos eléctricos; informará del estado de la superficie, etc.

Este proyecto ha ganado el premio al “Mejor concepto futurista” en los premios de diseño de Holanda, los Dutch Design Awards, y pretende ser un realidad cercana.

La construcción de esta vía inteligente comenzará en la provincia de Bravante, Holanda, el próximo año 2013, y finalizará aproximadamente en cinco años.

El funcionamiento de la carretera es el siguiente; la pintura de su superficie es reemplazada por otra con un alto contenido en nuevos materiales, capaces de captar la luz del día y almacenarla para ir liberándola poco a poco por la noche, de forma similar al material luminova del que están hechos los relojes que permiten verlos en la oscuridad.

Además de la iluminación, la implantación de una pintura termocromática  permitirá advertir sobre la aparición de hielo en la calzada mediante copos de nieve; también se baraja la posibilidad de crear una vía exclusiva para vehículos eléctricos mediante la cual los vehículos podrán recargarse al circular por ella gracias a la inducción.

A partir de 2018, se espera que este proyecto se convierta en una realidad tangible en Holanda. No obstante, las oportunidades de este proyecto pueden extenderse a otros países como España, con una alta inversión en infraestructuras; aplicando, así, nuevos conceptos para la mejora de la seguridad y sostenibilidad.