Nuevo nanotejido antirrobo redefine el concepto de seguridad

Desarrollan una tecnología aplicada a la industria textil capaz de emitir una señal de alarma cuando las fibras se rompen, facilitando la seguridad y la monitorización en el transporte de mercancías, entre otras muchas posibles aplicaciones.

Investigaciones realizadas en  Instituto Fraunhofer de Berlín, Alemania, estudian la utilización de este material como nuevo y avanzado sistema de seguridad.

La tela está compuesta por una red de hilos conductores que, conectados a un micro controlador, detecta la rotura de los mismos, emitiendo una alarma.

El  Instituto Fraunhofer ha contado con la colaboración del Instituto Técnico de Berlín y la empresa Ettligen, especializada en la fabricación de telas inteligentes, quién ya ha patentado el uso de este nuevo textil.

Según señala el director del proyecto, Erik Simon, “La tela podría ser usada para establecer un nuevo sistema de seguridad invisible y totalmente innovador en edificios” que abarcaría desde grandes almacenes a bancos, abriendo un abanico de posibilidades como sistema de seguridad y control de mercancía en transportes e infraestructuras.

Aplicación que también se baraja es la  implantación de dicha tela en paredes o suelos, mediante los cuales se activaría la alarma en caso de entrada no autorizada al perímetro.

La corriente eléctrica que emite dicho tejido es débil,  no resultando peligroso para el ser humano, mientras que no por ello se ve afectada su resistencia y durabilidad; el tejido fue sometido a temperaturas de  entre -40 a +85 grados, centrifugado a 40 Cº e incluso sometido durante horas a una humedad del 85% sin ningún cambio en su morfología o funcionamiento.

Esta nueva tecnología deja abiertas las puertas a una nueva definición de seguridad, que las empresas podrán difundir en  la industria textil, el transporte de mercancías, la construcción, las joyerías e incluso los grandes almacenes, revolucionando el mercado.