Nueva batería impulsa al sector de la automoción eléctrica

El equipo de investigación de General Electric (GE) ha dado un enorme paso en relación al futuro de los vehículos eléctricos gracias a la creación de una batería dual que permite combinar potencia y un mayor almacenaje de energía, haciendo viable el uso de los medios de transporte eléctricos.

Esta nueva tecnología permitiría reducir el coste de las baterías en un 20% al combinar diversos compuestos químicos, como el sodio y el litio, que optimizarían su utilización.

Hasta ahora, la mayor parte de las baterías utilizadas en los híbridos eléctricos suponían un problema debido a la incompatibilidad de almacenar una gran cantidad de energía y a la vez alcanzar una potencia considerable.

Las baterías de litio proporcionaban una gran potencia pero era necesario repostar cada pocos kilómetros, mientras que en las de sodio se daba el proceso contrario; permitían un mayor almacenamiento de energía pero no eran capaces de llegar a la potencia deseada.

Con todo ello, se hacía incómodo el uso de estos vehículos libres de contaminación por motor de combustión. Ahora, el equipo de investigadores de General Electric ponen a prueba el nuevo cargador  en un autobús híbrido para comprobar su viabilidad en el mercado.

Este nuevo sistema ofrece a las empresas un amplio sector al que dirigirse: la automoción.  Además, abre la posibilidad no sólo de aplicar las baterías en vehículos sino también en medios de transporte pesados como autobuses o camiones, en los cuales era difícil utilizar sistemas de movilidad eléctrica debido al elevado coste y tamaño de las baterías.