Dispositivos médicos que se reabsorben por el cuerpo

Investigadores de la Universidad de Illinois (E.E.U.U) trabajan en la obtención de dispositivos médicos que, una vez implantados, se eliminan por sí mismos. La idea es conseguirlo fabricando éstos con materiales que pueda deshacer el cuerpo por sí mismo. 

El trasfondo del estudio realizado en ratones consiste en utilizar materiales inocuos para el organismo, facilitando que éste los disuelva. Dichos materiales están fabricados con seda, láminas de silicio poroso y electrodos de magnesio; en definitiva, productos que se pueden disolver o reabsorber.

El dispositivo no sólo se usa como bactericida, sino que su utilización abarca más posibilidades como, por ejemplo, ayudar a soldar las fracturas o la implantación de catéteres.Chemical flasks 2

Esta investigación se ha desarrollado gracias a un sencillo sistema consistente en la degradación de los productos con tan sólo el contacto con los “fluidos biológicos”, pero los investigadores informan de que hay muchas otras posibilidades como hacerlo a través del calor, del grado de acidez o mediante radiación.

Todo ello supone un gran avance en el sector de la salud, ya que posibilita eliminar el proceso de curación existente, al retirar estos dispositivos del cuerpo así como la contaminación del mismo por los componentes empleados tradicionalmente.

De este modo, la ciencia da un paso más en la inserción de nuevas tecnologías que cambiarán de forma radical la calidad de vida de los afectados y la inversión en negocios relacionados con el sector sanitario.