Informe COTEC 2012 sobre tecnología e innovación en España

COTEC publicó su “Informe 2012 sobre Tecnología e Innovación en España”, que recoge la evolución de los principales indicadores de I+D e innovación, a escala nacional y por Comunidades Autónomas, y su comparación internacional. El documento, que ha sido presentado ayer (12 de julio de 2012) en Madrid durante una rueda de prensa en la que han participado el Director General de Cotec, Juan Mulet, y el Subdirector General de Cotec, Federico Baeza, incluye la opinión de más de un centenar de expertos sobre la evolución del sistema español de innovación y un capítulo especial dedicado este año al capital humano para la innovación.

Pulsar aquí para descargar el Informe COTEC 2012.

Informe COTEC 2012Tanto los resultados de los indicadores como la opinión de los expertos consultados por Cotec, señalan que los efectos de la crisis ya están incidiendo claramente en el deterioro del sistema español de innovación, que va a mantenerse durante los próximos años. También ponen de manifiesto la urgencia de impulsar la innovación y la I+D, ahora más que nunca como pilares de un necesario nuevo modelo productivo de la economía española, tal y como están haciendo los principales países de nuestro entorno como Alemania, que va a aumentar este año un 5% sus recursos dedicados a I+D, o Francia, que se ha comprometido a destinar unos 35.000 millones de euros a estas actividades.

Ante esta situación, Cotec concluye en su informe que se deben considerar los resultados de los importantes esfuerzos que se hicieron en la época de bonanza, que consiguieron crear un pequeño sistema de innovación que ha demostrado ser consistente y que es necesario conservar, porque tendrá que ser la base de nuestra competitividad futura. Y alerta de que hasta ahora, poco se ha hecho en este sentido, mientras que para países avanzados esta ha sido y sigue siendo una prioridad.

Frenazo de los principales indicadores de I+D+i, tras más de 10 años de crecimiento

Según los últimos datos recogidos en el Informe Cotec 2012 el gasto español en I+D ascendió en 2010 a 14.588 millones de euros corrientes en 2010, cifra muy similar a los 14.582 millones del año anterior, de forma que en términos de PIB, el gasto se ha mantenido en el 1,39%. Los esfuerzos en I+D del sector público y el privado también se han mantenido iguales a los de 2009, con el 0,67% y el 0,72%, respectivamente.

Estos datos muestran que el gasto español en I+D se ha estancado, con un crecimiento con respecto al año anterior del 0,041% en 2010 y del -0,8% en 2009, frente a un crecimiento medio anual desde el año 2000 hasta 2008 del 12%.

Algo similar ha ocurrido con el número de personas que trabaja en actividades de I+D en equivalencia a jornada completa (EJC), que ha experimentado una mínima subida con respecto al año anterior del 0,56% en 2010, hasta situarse en 222.022 personas. El crecimiento de este indicador ya sufrió una fuerte ralentización en 2009, con un incremento con respecto al año anterior de tan sólo el 2,4% en 2009 frente a un crecimiento medio anual desde el año 2000 hasta 2008 del 7,5%.

Además, los resultados avance de la “Estadística sobre actividades en I+D”, presentados por el INE a finales del pasado mes de mayo, indican que en 2011 se habría producido un descenso del gasto interno en I+D del 4,1% con respecto a 2010 y también en el número de personas dedicadas a actividades de I+D en EJC, con una disminución del 2,9% en el sector público y del 4,1% en el sector privado.

Según el informe de Cotec, un análisis detallado del comportamiento de la I+D empresarial muestra dos hechos relevantes. En primer lugar, que su disminución es más importante que la del gasto total. Desde el máximo de 2008 (8.074 millones de euros corrientes y 7.327 millones de euros constantes), el gasto en I+D de las empresas ha caído en 2010 en un 7% en euros corrientes, hasta los 7.506 millones, y en un 8,5% en euros constantes, hasta los 6.707 millones. Y, en segundo lugar, que el comportamiento de las partidas destinadas a gastos corrientes y a gastos de capital han evolucionado de forma muy distinta antes y durante la crisis. Así, mientras que entre 2004 y 2008 los gastos de capital crecieron en un 122%, los corrientes crecieron prácticamente la mitad, un 57%. Pero al llegar la crisis, este comportamiento se invirtió, de modo que entre los años 2008 y 2010, los gastos de capital disminuyeron en un 43%, mientras que los gastos corrientes crecieron en un modesto 1,3%.

Esto parecería indicar que las empresas, que aprovecharon intensamente la época de bonanza económica para mejorar sus activos fijos para I+D, han reducido el ritmo de inversión con la crisis, pero no por ello han dejado de mantener su actividad de investigación y desarrollo.

Etiquetas: ,