En la punta de sus dedos

La startup tecnológica PayTouch es pionera en el uso de la autentificación biométrica para facilitar las compras con las huellas dactilares.

PayTouchLa start-up tecnológica de Barcelona PayTouch pone en el mercado el primer sistema que permite pagar de forma cómoda, rápida y segura con las huellas dactilares en cualquier tipo de establecimiento. El sistema utiliza la autentificación biométrica para vincular las huellas de cada usuario a una o varias tarjetas de crédito. La empresa, creada por cinco jóvenes emprendedores, ha ideado un servicio innovador que tiene por objetivo facilitar el proceso de compra para el cliente y mejorar los sistemas de pago existentes en la actualidad.

Javier Peso, CEO de PayTouch, considera que estamos ante “una verdadera revolución a la hora de pagar, ya que el usuario no necesitará nada más que sus dedos para acceder a todo un mundo de posibilidades”.  El sistema supone decir adiós al dinero en efectivo, las tarjetas de crédito y los dispositivos móviles que, en palabras de Peso “siempre se pueden extraviar, olvidar o quedar sin batería”.

Soluciones biométricas de origen español

Los ingenieros Javier Peso, Joan Segalà, German Ruiz y Sergi Almar y el abogado Ignacio Molinario vieron en la biometría la oportunidad de “simplificar y aportar mayor seguridad tanto a las compras como a los programas de fidelización que hoy en día existen en muchos negocios, dejando de lado las tarjetas y los códigos PIN”.

Javier Peso - CEO PayTouchEn Negocio Tecnológico tuvimos la oportunidad de hacerle unas preguntas a Javier Peso:

¿De donde surgió la idea?

J.P. La idea surgió en una cena entre amigos en un restaurante mexicano en 2009. A la hora de pagar tuvimos problemas porque el datáfono no leía la banda magnética, no imprimía el recibo… y ahí nos preguntamos si no sería mucho más cómodo poder pagar usando sólo nuestros dedos. A partir de ese momento empezamos a desarrollar la idea, a invertir cada vez más tiempo en el proyecto y a apostar por una idea que creemos que va a revolucionar la manera de pagar que tenemos y que se ha materializado después de tres años de desarrollo. El sistema, al vincular las huellas a la tarjeta de crédito es, además, universal y se puede aplicar a cualquier sector o establecimiento.

Aunque la idea se gestó en 2009, ha sido en 2012 cuando PayTouch ha salido al mercado y se ha convertido en una realidad. Y una muy versátil, ya que el sistema se puede aplicar a una gran variedad de sectores: desde la hostelería hasta el comercio o los parques temáticos, cualquier establecimiento donde el usuario puede pagar con tarjeta de crédito es válido para nuestro sistema.

¿Dónde podemos encontrar establecimientos que acepten este tipo de pagos?

J.P. De momento Paytouch está disponible en el hotel Ushuaïa Ibiza Beach Hotel de Ibiza y en la ferretería de Montmeló Bricmania.com, y próximamente en algún hotel más de la cadena Fiesta Hotel Group (a la que pertenece Ushuaïa). Y actualmente estamos trabajando para expandirnos a otros sectores, establecimientos y lugares.

¿Dónde podemos encontrar las estaciones de registro?

J.P. Actualmente en los propios establecimientos que aceptan como medio de pago PayTouch. Por ejemplo dentro del hotel Ushuaïa y alrededor del recinto del hotel. Estamos trabajando para llegar a acuerdos con compañías, como por ejemplo del sector bancario, para que acojan puntos de registro.

Los pagos a través de biometría ya no son un tema de ciencia ficción ni de filmes como Blade Runner, son una realidad que ofrece seguridad y comodidad. ¿Cuál crees que será el futuro papel de la biometría en otros campos o sectores?

J.P. La Biometría hace años que se está aplicando para la identificación de personas (para acceder en gimnasios o para fichar en el lugar de trabajo) y su introducción en el mundo de los pagos es una evolución natural de una tecnología que permite identificar a las personas con total seguridad y que es increíblemente fácil de usar. En algunos aeropuertos y controles fronterizos se ha introducido la identificación por huella dactilar o por lectura de iris y en el futuro irá a más, tanto por la comodidad como por la dificultad para suplantar la identidad de alguien si se usa la biometría. Así que creemos firmemente que la biometría está aquí para quedarse y que sus aplicaciones son infinitas y muy variadas. De hecho nosotros mismos damos servicios añadidos más allá del pago, ya que con tu misma cuenta paytouch puedes tener acceso a una zona restringida o hacer check-in en un hotel.

Cuéntenos sobre las medidas de seguridad que han tomado para proteger a los usuarios de PayTouch.

J.P. En primer lugar, está la garantía de las huellas dactilares, que son únicas e irrepetibles y, por lo tanto, eliminan el problema de la suplantación de identidad. Además, nuestros lectores biométricos son capacitivos y detectan el uso de dedos falsos o sin pulso. En segundo lugar, todas nuestras comunicaciones están encriptadas, Paytouch se ha desarrollado con la misma tecnología que usan las entidades bancarias y cumplimos con el estándar PCI-DSS, para poder procesar pagos.


¿Quieres patrocinar un artículo como éste? Infórmate aquí.

Etiquetas: ,