Las nuevas tecnologías como instrumentos de innovación para los sectores tradicionales

Presentamos 3 ejemplos de empresas que han tomado conceptos empresariales tradicionales y les han dado un giro tecnológico.

¿Qué de tecnológico tienen la distribución de ropa interior, la edición de libros y la práctica de deportes? Aunque a priori parezca que no haya relación entre estas actividades, las nuevas tecnologías de la información le ofrecen a cada una de ellas la posibilidad de innovar y modernizarse, para que las empresas que ofrecen productos y servicios en estos sectores puedan aumentar su competitividad a nivel global.

Es así como 3 empresas instaladas en Okuri Spaces han logrado llevar conceptos de sectores tradicionales al ámbito tecnológico para potenciar su capacidad de respuesta ante los retos del mercado actual.

Se trata de las empresas Bonzzay, iClicko y Timpik. La primera es una consultoría web que está desarrollando un servicio automático de distribución de ropa interior para hombres, llamado Machopak, y cuyo lema es “No esperes a navidad para tener nuevos calzoncillos”. Esta plataforma, que será lanzada el próximo 4 de julio, ofrecerá un servicio de suscripción por el cual el usuario recibirá directamente en su hogar la ropa interior que elija de forma periódica.

Próximamente Negocio Tecnológico dará a conocer un código promocional especial con un descuento muy importante para todos los interesados en suscribirse a este servicio.

Por su parte, los desarrolladores de redes sociales online iClicko pretenden revolucionar el sector de la edición de libros a través de su proyecto Libros.com, una red social de libros con una plataforma de crowdfunding editorial integrada que promete ser la nueva forma de financiación para la edición de libros.

Por último, pero no menos importante, es la red social de deportistas que está transformando el sector de la organización de eventos deportivos. Se trata de Timpik, una aplicación web y móvil gratuita que facilita que sus miembros practiquen el deporte que deseen; conectando deportistas, ofreciendo torneos y eventos y permitiendo la planificación deportiva de toda la comunidad.

No hay duda de que las nuevas tecnologías, mezcladas con un poco de ingenio y creatividad, son capaces de ofrecer salidas a los problemas actuales de las empresas tradicionales. Hay que entender que la innovación y el uso de nuevas tecnologías no tiene por qué significar un gran despliegue de I+D, ni una inversión multimillonaria. La innovación se debe practicar no sólo en aquellas organizaciones que desarrollen productos o servicios con tecnología avanzada, sino también en las pequeñas y medianas empresas de las de “toda la vida” basadas en sectores tradicionales como la alimentación, la agricultura, el comercio y, aunque duela, el sector inmobiliario.

 

Artículo patrocinado por: Ilusa Media

¿Quieres patrocinar un artículo como éste? Infórmate aquí.

Etiquetas: