Nuevo forro de calzado antibacteriano y aromático

Aitex y Tex-Patrel han desarrollado un forro de calzado de composición GOOTEX, un tejido elaborado a partir de biofibras de bambú, con propiedades intrínsecas antimicrobianas y antiolor, y principios aromáticos e hidratantes conseguidas a través de microcápsulas.

Forro de calzadoFruto del trabajo de investigación de la empresa Tex-Petrel, en colaboración con el Instituto Tecnológico Textil, AITEX, ha surgido este nuevo tejido destinado a ser aplicado como forro de zapato, el tejido está fabricado a partir de biofibras de bambú,  un material biodegradable y procedente de fuentes renovables totalmente respetuoso con el medio ambiente.

El mal olor de los pies y el calzado es algo común, cada día, la piel se descama y libera una serie de bacterias que causan el mal olor de los pies. Se trata de una función habitual del cuerpo humano. Por este motivo el calzado suele adquirir, en muchas ocasiones, un olor característico desagradable. La aparición de malos olores se debe a la presencia de bacterias y hongos en los tejidos. Este olor puede ser producido por varios motivos, por el calor acumulado, la condensación que se produce dentro del calzado o por el material del que se compone.

Los productos antibacterias son una solución efectiva a estos problemas, ya que previenen la proliferación de microorganismos en los tejidos. Por ello, el tejido destinado a ser aplicado como forro de calzado GOOTEX ha sido fabricado a partir de biofibras de bambú con propiedades intrínsecas antimicrobianas y antiolor.

Además, el producto GOOTEX está tratado con sustancias aromáticas e hidratantes microencapsuladas que confieren al tejido un aroma agradable e hidratan la piel del usuario durante su uso. El roce del tejido con el movimiento del pie hace que se desprendan los principios activos que se encuentran dentro de microcápsulas del entramado del textil. Las microcápsulas son pequeñísimas partículas de material envueltas en otro material, este segundo forma una película fina que recubre al primero, aislándolo y protegiéndolo del entorno. Este proceso ofrece grandes beneficios al usuario, ya que se liberan principios antibacterianos, aromáticos e hidrantes aportando al forro del calzado un valor añadido.

Este proyecto ha contado con el apoyo y financiación de la Consellería d’Industria, Comerç i Innovació de la Generalitat Valenciana a través del IMPIVA, cofinanciado por el Fondo Europeo Desarrollo Regional (FEDER).

Imagen: cortesía de AITEX.


¿Quieres patrocinar un artículo como éste? Infórmate aquí.