Sistema para el control de defectos en envases de metal

Envase metálicoDemanda tecnológica.

Una empresa española líder en el mercado nacional de aceite de oliva y una de las primeras en la industria de alimentos enlatados está buscando un sistema visual de detección de defectos en los envases de metal, tanto en su interior y como en el exterior. En este momento, el proceso de detección de defectos se lleva a cabo manualmente.

Se trata de una empresa líder en el mercado español de alimentos y un referente en el extranjero, con un desarrollo rentable y sostenible, con una estructura empresarial sólida para proporcionar bienestar a sus empleados, clientes y proveedores.

La empresa satisface las necesidades de los productores y los consumidores en el sector conservero, ofreciendo productos y servicios de alta calidad y estableciendo una relación a largo plazo con sus clientes.

La compañía está buscando un sistema de visión para el control de defectos en los envases de metal del exterior al interior. Los defectos pueden ser: manchas, arañazos, golpes, litografía incorrecta de contenedores, cerrado al revés, etc.

Este sistema debe ser aplicado a diferentes tipos y tamaños de envases.

En este momento, el control se realiza de forma manual, pero se sigue teniendo un volumen considerable de devoluciones de los clientes. En el mercado existen sistemas que detectan algunos de los problemas, pero no hay un sistema que capaz de captar un alto porcentaje de defectos, por ejemplo, un sistema para interiores y exteriores que funcione a una velocidad de 800 latas por minuto.

La empresa pretende llegar a un acuerdo de cooperación para el desarrollo o la compra directa de la tecnología a compañías, institutos de investigación o universidades que tengan la tecnología o la capacidad para desarrollarla.

Especificaciones y requisitos técnicos:

La tecnología deberá responder ante cada uno de los diferentes defectos que se pueden encontrar (tanto externa como internamente) y que se desglosan a continuación:

– Cierre defectuoso.
– Litografía hacia atrás.
– Embridado doblado.
– Manchas (barniz, goma, aceite, grasa, etc).
– La falta de material.
– Arrugas.
– Golpes.
– Rasguños.

MÁS INFO: pulsar aquí.

Imagen: vichie81 / FreeDigitalPhotos.net