Arrancó Start Up Spain

En el primer ciclo de conferencias Start Up Spain, organizado por la Fundación Rafael del Pino, en colaboración con el ESADE y el Campus Party, reconocidos emprendedores extranjeros (y algunos españoles) hablaron sobre lo que ellos consideran que España debería hacer para generar atracción más allá de sus fronteras y captar a los inversores extranjeros.

El debate se ha organizado en dos mesas redondas donde cada uno de los emrpendedores ha alimentado el debate con ideas para el desarrollo de políticas que promuevan actividades emprendedoras y ayuden a que las empresas tecnológicas y el capital riesgo ocupen un lugar prioritario dentro del tejido productivo del país.

Los emprendedores reunidos ayer coinciden en que es necesario reducir la burocracia y aumentar las facilidades para que los emprendedores puedan poner en marcha sus iniciativas, ambas claves para implementar un nuevo modelo productivo español que le saque y mantenga fuera de la crisis.

Así, la conferencia comenzó con la presentación del trabajo “El libro blanco de la iniciativa emprendedora de España” por parte del ESADE, y donde afirman que el Venture Capital español todavía tiene mucho recorrido, ya que el país está por debajo de la mitad de la media de los países de Europa. Para aquellos interesados, podrán descargar el resumen ejecutivo del libro blanco pulsando aquí.

Ventura Capital en España

Lo que dicen los expertos

Ana María Llopis, fundadora de Ideas4all, hizo mención a la rigidez que existe en los plazos de entrega y en los aspectos fiscales que lastran la labor del emprendedor. Según Llopis, “la administración pública debería poder contratar a empresas que tengan menos de 2 años de fundadas”.

Asimismo, Niklas Gustafson (fundador de Conzumo) concuerda con Llopis y agrega que también se debería reducir la burocracia para registrar una empresa, así como facilitar la contratación y el despido laboral. Gustafson realizó uno de los comentarios más interesantes de toda la jornada, cuando dijo que el Euro le impide a España “ser un país de bajo coste” tal que los inversores extranjeros se sientan atraídos.

Start Up Spain - Negocio TecnológicoA su vez, Francoix Derbaix de TopRural, asegura que “España es un país donde las empresas no quieren contratar” y plantea reducir la cotización de los emprendedores en la seguridad social. Argumenta este planteamiento en el hecho de que muchos emprendedores no llegar a tener un flujo de caja positivo sino meses después de fundar su empresa, por lo que no tiene sentido que además se añadan más obligaciones. “Aquí para hacerte autónomo tienes que pagar como mínimo aproximadamente 200 euros, sin tener en cuenta los ingresos que tengas. En otros países hay una cotización mínima de 15-20 euros”. También planteó establecer un tope a la indemnización por despido que flexibilice los trámites de contratación y despido a las pequeñas empresas. En este post, el propio Derbaix comenta sobre su intervención en el foro.

Por su parte, Michael Kleindl (Plenummedia) dice que “todos en España deben despertar”, haciendo referencia a la insuficiencia de ayudas por parte de la administración pública para facilitar la labor de los emprendedores durante las primeras etapas de creación y crecimiento de las empresas. Con un toque de ironía, Kleindl dice: “Me da miedo el sistema jurídico y legal que permite aplazar pagos sin que existan repercusiones”, ya que en España muchas organizaciones (y especialmente las públicas) han tenido que aplazar el pago a sus proveedores, pero sin embargo los proveedores deben pagar religiosamente en punto el IVA de esas facturas (aún no cobradas).

ConferenciaOtro de los emprendedores, Bernhard Niesner (Busuu) dice que entre las desventajas que podemos encontrar en España resalta la insuficiencia de formación en idiomas, donde menos del 50% de los españoles hablan 2 o más idiomas, y también afirma que “la universidad española todavía está muy lejos de la vida laboral”. Entre sus ideas para hacer a España más atractiva afirma que se debe hacer un esfuerzo para facilitar los visados laborales para extranjeros. Niesner asegura que la visión que se tiene hoy en día de los extranjeros es de “ocupar los puestos de trabajo que le pertenecen a los españoles”, pero que este pensamiento es totalmente errado. Para Niesner, los extranjeros cualificados que son contratados en España permiten aumentar la competitividad de sus compañeros de trabajo, ya que les forman y nutren en todos los aspectos que la universidad todavía no cubre.

En la segunda mesa participaron José Cedán (Acens), Jesús Encimar (idealista.com) y Gustavo García (BuyVIP.com). Durante este debate surgieron una serie de medidas de apoyo a los emprendedores (y en general para las empresas) que vale la pena destacar en un artículo aparte. Como adelanto se puede decir que se abordaron temas como el impulso a los planes de opciones (o stock options), el apoyo al fracaso, los fondos privados y la actitud del español, entre otros.

Donde todos los expertos coincidieron es en la necesidad de que se reduzcan las trabas burocráticas para crear una empresa. “Mientras en Suecia se necesita un día para crear una empresa con tan sólo un trámite por Internet, en España se necesitan de media 10 procedimientos, casi 50 días y más de 1.000 euros”, concluyó Javier Santiso, director de ESADEgeo.

Etiquetas: