La tecnología como salida a la crisis económica

La tecnología y la innovación es nuestra única alternativa, por Angel Adell de Bernardo.

Europa está sumida en una crisis sin precedentes desde el año 1929 de la que está costando salir. Es una crisis que, en el caso europeo, está marcando diferencias entre los países del norte y los países del sur. Para entender dicha crisis, Natixis nos propone dos gráficos que explican a la perfección la crisis del euro y la mala situación económica por la que pasan los países del sur de Europa (Francia, Italia, España, Portugal, Grecia e Irlanda).

Gráfico de crisis europea y tecnología

En la primera gráfica se muestra la relación directa entre los activos netos y las deudas de diferentes países de la Eurozona.  A partir de la creación del Euro se verifica un aumento del ahorro de los países del norte Europa.  Este ahorro financió el gasto de los países del  sur de Europa junto a Irlanda, gracias a que la moneda única favorecía la inexistencia de riesgo de cambio y la libre circulación de capitales. Este período coincidió con el mayor auge del desarrollo que ha tenido España. Sin embargo, nuestro problema ,al igual que el resto de los países de la Eurozona con problemas , fue que no aprovechamos esa financiación, al igual que los Fondos provenientes de la Unión Europea, para generar inversiones innovadoras, productivas y competitivas que nos permitieran competir a nivel internacional, aumentando las exportaciones y, por consiguiente, el saldo por cuenta corriente.

Nuestra estructura productiva no se caracterizaba por producir bienes y servicios que nos permitieran exportar, sino que  somos  consumidores de los productos y servicios generados en los países que, a su vez, nos estaban financiando. Esta situación se muestra en la segunda gráfica. En la misma se refleja que los países del norte de Europa pudieron aumentar sus activos y crecer económicamente gracias a los continuos y crecientes déficits de los países del sur, haciendo que la deuda acumulada de los mismos creciera de forma descontrolada.

Gráfico de crisis europea y tecnología

Para nuestro país los continuos errores en la estructura económica del país y la carencia de inversiones productivas innovadoras suponen un lastre para el futuro del que tenemos que ser conscientes. En un mundo globalizado nuestro país no puede competir “por arriba” mediante productos y servicios innovadores y tecnológicos, porque no hemos creado las condiciones para ello, aunque haya excepciones honrosas;  ni “por abajo” por costes de producción, porque nuestros costes son elevados en comparación con los costes de producción de los países en desarrollo. La tecnología y la innovación es nuestra única alternativa, lo que supondrá cambiar la mentalidad general sobre el modo en el que hemos estado haciendo las cosas.

Angel Adell de BernardoSobre el autor: Ángel Adell de Bernardo es fundador y gerente del grupo Euradia. Ha dedicado los últimos 15 años a construir su propia empresa, ​​basándose en la pluralidad, la innovación, capacidad de aprendizaje y la honestidad como señas de identidad en la coordinación de proyectos a escala europea e internacional. Ha demostrado tener un sentido especial para liderar proyectos e identificar nuevas oportunidades e ideas de futuro, inspiradas en su espíritu creativo.