Sistema automático para limpiar los paneles solares

Un proyecto en colaboración entre el Parque Científico de Albacete y la Universidad de Castilla-La Mancha ha logrado diseñar un sistema automático que limpia tanto paneles solares fijos, como seguidores solares que se orientan continuamente en dirección al sol. El proyecto, que ha sido premiado por la multinacional National Instruments por la aplicabilidad de la tecnología, ha sido desarrollado para la empresa española Solar Bright, especialistas en limpieza de placas solares.

Paneles solaresEstado del arte

Hasta la fecha, la limpieza de los paneles solares se realiza de forma manual, con agua purificada y, a veces, con agentes limpiadores. Este método, además de ser muy lento, es costoso e inadecuado para grandes superficies. Recientemente se han visto sistemas semi-automáticos que proyectan agua a presión mediante toberas sobre los paneles solares, pero que siguen resultando costosos.

Es así como el proyecto Rolhus ha concebido un sistema de limpieza acoplado a un vehículo que logra proyectar vapor de agua a presión, temperatura y caudal controlados, para asegurar la óptima limpieza de las placas. Además, cuenta con un sistema robotizado que garantiza que se ejerza siempre la mínima presión necesaria para una correcta limpieza, aunque haya desniveles en el terreno, salvaguardando así, la integridad del panel en todo momento.

Ventajas del sistema

Según la UCLM, el sistema diseñado “presenta múltiples ventajas entre las que cabe destacar la rapidez, ya que el vehículo puede realizar la limpieza de forma continua a una velocidad aproximada treinta veces superior a la de una limpieza manual, lo que significa que la limpieza de una instalación de 1MW se realiza en cinco horas, lo equivalente al trabajo de cinco operarios durante seis horas diarias a lo largo de cinco días.”

Adicionalmente, añaden que “otro aspecto importante es la reducción del consumo de agua, ya que en la limpieza de un panel se emplean 166 cc (menos de un vaso). Cuenta además con un sistema mecánico controlado en presión que garantiza que ésta sea constante y segura sobre los paneles logrando absorber las oscilaciones producidas por desniveles por los que circula el vehículo de hasta 3 Hz de frecuencia y hasta 60 cm de amplitud.”

Resalta también que el sistema posee una autonomía de entre 6 y 8 horas y que puede ser operado íntegramente por una sola persona. Según el coordinador del proyecto, el profesor Pedro Luis Roncero, “el sistema no presenta ningún inconveniente significativo, si bien podría presentar algún problema de autonomía en huertas solares con una difícil orografía que requieran de un vehículo más pequeño para poder circular entre los distintos paneles, lo que implicaría una menor capacidad de almacenamiento de agua. No obstante, este problema no es exclusivo de este sistema sino que afecta también al resto de las alternativas de limpieza existentes.”

Cabe destacar que el sistema no ha sido diseñado para la limpieza de placas solares ubicadas en cubiertas de edificios, sino únicamente aquellos ubicados en huertas solares con suficiente espacio entre las filas de los panales para el vehículo. Por su parte, Solar Bright pretende emplear este sistema para la limpieza de colectores de energía solar térmica.

La patente del procedimiento de limpieza desarrollado ha sido solicitada a nivel nacional e internacional, incluyendo tanto Estados Unidos, como Israel y la Unión Europea, entre otros.