Comienza la era de las pantallas flexibles

Pantalla flexibleEstas pantallas están hechas de un material orgánico semiconductor transparente, lo que permite que se doblen y que sean muy finas

Los teléfonos inteligentes, mejor conocidos como los Smartphones, se han convertido de una simple moda a ocupar un dispositivo esencial para millones de personas. Así, los teléfonos Android, junto con los iPhones, han re-definido la portabilidad a través de estos mini ordenadores que se pueden llevar a cualquier lugar con facilidad.

Esto ha generado gran competencia entre los principales fabricantes de teléfonos móviles, como Apple, Samsung, HTC, Nokia, Sony y Motorola, quienes han desarrollado múltiples diseños, procesadores más rápidos, pantallas más grandes, mayores velocidades de procesamiento de datos y una mejor vida de la batería para presumir del rendimiento de los mismos.

Ahora estas corporaciones planean abandonar progresivamente el concepto de Smartphone para darle paso a la era del Geniusphone, un dispositivo más allá del teléfono móvil.

Dentro de las principales características de estos dispositivos destaca su flexibilidad. No referida únicamente a su versatilidad y diversidad de aplicaciones, sino que literalmente podrán ser flexibles. Los avances tecnológicos en ingeniería de materiales y nanoestructuras han permitido desarrollar sorprendentes pantallas que pueden doblarse con facilidad.

Ni plasma ni LCD ni LED. Lo próximo en tecnología de interfaces gráficas se denomina AMOLED. Pero no se trata de las pantallas LED que ya están disponibles en teléfonos móviles o televisores. En esta ocasión se trata de las espectaculares pantallas flexibles.

Samsung Galaxy SkinAMOLED es el acrónimo de Active Matrix Organic Light Emitting Eiode (LED orgánico de matriz activa) y es una tecnología de representación semejante a la actualmente utilizada en pantallas de televisores o sistemas de iluminación, con la particularidad de poder implementarse en dispositivos ultradelgados y ultrabrillantes que no requieren ningún tipo de luz de fondo; y que permite dirigir a un pixel concreto.

Es decir, estas pantallas están hechas de un material orgánico semiconductor transparente, lo que permite que se doblen y que sean muy finas (hasta menos de 1 milímetro).

La pantalla flexible AMOLED reemplaza el uso de vidrio por un plástico sustrato de poliamida. Las pruebas muestran que el uso de plástico en lugar de vidrio permite una flexibilidad tal que los dispositivos podrán doblarse alrededor de un cilindro con un diámetro de 3 centímetros. La tecnología AMOLED representa una gran victoria para este tipo de pantallas, ya que vienen asociadas con bajo consumo de energía y buen brillo de la pantalla.

De hecho, hace unas semanas Samsung ha confirmado la producción de las pantallas flexibles AMOLED que harán su debut en el segundo trimestre de 2012. Samsung también mostró su pantallas flexibles en el CES 2011 en Las Vegas .

La muestra es enrollable, plegable y puede incluso sobrevivir a los impactos de un martillo.

Para ello, la empresa se ha asociado con una compañía japonesa llamada Ube Kosan, que muy probablemente jugará un papel importante en la producción de un concepto de móvil flexible que promete tomar varias formas, incluyendo que el teléfono pueda actuar como un ratón, como reloj de mesa y como proyector inteligente, además de cumplir la función de teléfono inteligente. El teléfono, denominado Galaxy Skin, también podrá ser integrado con efectos 3D.

Por su parte, Sony ha demostrado haber avanzado en el desarrollo de pantallas flexibles, sin embargo no se sabe cuando se lanzarán al mercado o en cuales productos se incorporará esta tecnología, ya que la misma podrá ser implementada no sólo en teléfonos móviles, sino también en televisores, ordenadores, tabletas y, si vamos más allá, incluso en la ropa o como alternativa a varios productos manufacturados de papel o plástico.

Pantalla flexibleEs más, uno de los organismos interesados en el desarrollo de esta tecnología son las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, quienes buscan incorporar la tecnología en la ropa de los soldados del ejército y así poder disponer del codiciado camuflaje activo.

Adicionalmente, la tecnología cuenta con el apoyo de tiendas y grandes superficies comerciales, las cuales puedan utilizar estas pantallas en las etiquetas de los productos, para poder cambiar los precios y aplicar los descuentos en sus productos en tiempo real, en lugar de tener que sustituir, una a una, las etiquetas de papel.

Sin lugar a dudas, las pantallas flexibles ofrecen una serie de ventajas para los dispositivos que las usen, y que van más allá del hecho de ser más atractivos, ayudando significativamente a disminuir el peso de los equipos y a consumir menos energía, además de ofrecer una infinidad de configuraciones y ubicaciones en donde colocarlas. Sólo hace falta imaginar un cuarto donde las paredes estén recubiertas con un “papel tapiz” que proyecte imágenes en un ambiente completamente inmersivo.