Los Centros Tecnológicos están en apuros

Muchos centros se han alejado de las necesidades del mercado y de las empresas que lo integran.

por Ángel Adell de Bernardo

e2iUno de los puntos que contempla la Estrategia Estatal de Innovación (e2i) es la creación y promoción de más parques científicos en España. No en vano, el Plan e2i contempla específicamente ayudas financieras para creación y/o mejora de las instalaciones y para proyectos de I+D+i en estos Parques Científicos y Tecnológicos.

Esta línea estratégica contrasta sobremanera con la situación actual de muchos centros científicos y tecnológicos españoles, los cuales se encuentran en apuros como consecuencia, fundamentalmente, de la dependencia excesiva de la subvenciones del sector público y de su baja conexión con las exigencias y necesidades de las empresas y el mercado.

Por desgracia, y salvo excepciones, la excesiva dependencia de la Administración pública, ya sea regional o nacional, ha motivado que, en muchas ocasiones, los proyectos de investigación no se correspondan a las necesidades del mercado, sino a las necesidades de autofinanciación de estos centros. Es decir, los proyectos son el fin en sí mismos, y no un mecanismo para generar valor añadido sobre el territorio y sus empresas. A su vez, la obtención de subvenciones motiva la necesidad de contratar personal que pueda ejecutar dichos proyectos, sobredimensionando las estructuras científicas de investigadores que no actúan para dicho territorio, sino para la propia estructura que les contrata.

Investigador en ordenadorAsí, el cliente del centro tecnológico es: el mismo centro tecnológico. En consecuencia, en época de bonanza de subvenciones publicas los centros han olvidado la sostenibilidad a largo plazo de sus instalaciones en el mercado en el que se deberían insertar y, muchos de ellos, han descubierto la palabra “competitividad” y la necesidad de dar servicios de valor añadido sobre los que poder obtener pagos por parte de sus clientes.

Como consecuencia de lo anterior, muchos centros se han alejado de las necesidades del mercado y de las empresas que lo integran, las cuales no han entendido en muchas ocasiones los servicios que los mismos podrían aportarles, no considerándoles como proveedores, en este caso de tecnología. Por otro lado, muchos centros tecnológicos desconocen incluso quienes podrían ser sus clientes y qué servicios serían los más apropiados para los mismos. Falta una visión empresarial de la gestión de los centros tecnológicos españoles.

Durante mis años de experiencia en el ámbito tecnológico he visto multitud de ideas, teorías, modelos, estructuras, centros tecnológicos, etc. Cuando hablamos de tecnología estamos hablando de mercado, por lo que ninguna de ellas tiene éxito si el propio mercado no las valora como de interés. El sistema tecnológico de un país no puede basarse en la subvención permanente.

Los centros tecnológicos deben realizar un gran esfuerzo para adaptarse a las nuevas realidades y lanzarse a competir en un mundo globalizado. Para ello, es necesario que:

Centro Tecnológico1. Conozcan sus potencialidades en el ámbito tecnológico en relación con el mercado.

2. Ajusten sus estructuras a sus potencialidades reales actuales.

3. Conozcan su diferenciación y se especialicen en aquello que saben hacer bien. Sin especialización no se tiene éxito.

4. Retengan el talento que existe en sus organizaciones. El talento es el valor añadido que pueden vender.

5. Se desprendan de aquello y aquellos que no generan valor.

6. Conozcan y se acerquen a las necesidades de las empresas de su entorno local, o de su entorno global si se han especializado y cuentan con valor añadido.

7. Creen estructuras profesionales de explotación de tecnologías, contratando comerciales que sepan vender sus servicios y productos.

8. Trabajen en redes y compartan y colaboren de forma asidua para mejorar su “expertise” y evitar crear estructuras grandes e innecesarias.

9. Cuenten con profesionales especializados en actuar empresarial y comercialmente en el ámbito de la tecnología en un entorno global. Sus servicios son globales.

Angel Adell de BernardoSobre el autor: Ángel Adell de Bernardo es fundador y gerente del grupo Euradia. Ha dedicado sus últimos 15 años a construir su propia empresa, ​​basándose en la pluralidad, la innovación, capacidad de aprendizaje y la honestidad como señas de identidad en la coordinación de proyectos a escala europea e internacional. Ha demostrado tener un sentido especial para liderar proyectos e identificar nuevas oportunidades e ideas de futuro, inspiradas en su espíritu creativo.

Etiquetas: