EL SUELO QUE GENERA ENERGÍA FOTOVOLTAICA

Onyx-solarLas empresas Butech, filial de Porcelanosa, y Onyx Solar, que recientemente ha recibido el premio “EmprendedorXXI” de La Caixa, se han aliado para desarrollar los primeros paneles solares capaces de soportar pesos considerables, de manera que puedan ser utilizados como suelo cerámico fotovoltaico.

Dado que el asfalto absorbe una gran cantidad de calor en el verano, esta tecnología se perfila como la mejor manera de aprovechar la captación de rayos solares en las aceras mediante paneles fotovoltaicos. Así, podrá ser implementada en caminaderas, plazas, aceras y paseos (públicos o privados) para, por una parte, restaurar aquellos que se encuentren deteriorados, y por otra, aprovechar la superficie de los mismos para generar la energía renovable de gran necesidad en estos momentos.

Según Onyx Solar , este sistema de suelo fotovoltaico, que todavía está siendo desarrollado por sus ingenieros, consta de vidrio fotovoltaico integrado en pavimentos elevados de cerámica, lo cual los hace totalmente transitables. La empresa asegura que incluso será posible colocar mobiliario sobre los paneles, sin que esto suponga sacrificar espacio, tal y como ocurre cuando se instalan placas fotovoltaicas. Sin embargo, todavía estas placas no han podido soportar las cargas que representa el tráfico de vehículos, por lo que su uso actual sólo es adecuado para el tráfico humano y para ciertos equipos mobiliarios. Aunque las empresas parecen tener confianza en su capacidad de mantener el desgaste, todavía existen dudas en cuanto a su capacidad real de soporte estructural.

A priori, el pavimento fotovoltaico parece muy atractivo para que arquitectos puedan integrarlos en cualquier proyecto y ambiente sin que esto suponga renunciar al diseño ni a la estética del mismo, al tiempo que combina elementos pasivos (al evitar emisiones de CO2) con elementos activos (generación de energía) reduciendo considerablemente los gastos energéticos de los edificios. Actualmente está en fase de desarrollo un suelo fotovoltaico transitable “retroiluminado”.

Además, estas piezas se fabrican con un proceso que produce menos emisiones de CO2 y utiliza menos energía que los pavimentos tradicionales, por lo que los proyectos de construcción podrán tener un impacto aún menor que utilizando pavimento convencional.

Las empresas esperan que sus nuevos cálculos de pavimentación fotovoltaica lleguen al mercado a finales de este año, sin embargo los detalles sobre la tecnología todavía no están disponibles, es decir, todavía se desconoce la cantidad de energía que producen por área instalada, la eficiencia, la cantidad de calor que retienen, la ubicación de los bancos de bateria de respaldo, el proceso de construcción y, más “importante”, su precio.